Comprar una reclinada: ¿bicicleta… o triciclo?


He aquí una de las grandes dudas a las que se enfrenta un aficionado a la bici cuando se decide por una recumbent. Es muy difícil decidirse por una o por otra opción, pues ambas son muy divertidas… pero al mismo tiempo implican distintas formas de conducir y también de divertirse.

Este apartado pretende servir de guía para aclarar algunas de las disyuntivas que te puedan surgir.

Estabilidad. Un triciclo es un objeto estable, especialmente a velocidades bajas o cuando se encuentra detenido. Es imposible caerse en un triciclo por no guardar el equilibrio o por mantener una velocidad demasiado baja. Es perfecto para pasear despacio, pero también para disfrutar de una buena velocidad de crucero. Como es intrínsecamente estable, tiene la ventaja frente a una bicicleta de que un derrape no lo hará caer, por lo que los suelos gravosos o arenosos no representan una amenaza. Un triciclo puede derrapar libremente sin caerse. Pero también hay que tener en cuenta que un triciclo no inclina en las curvas, y por ello, se toma una curva a excesiva velocidad, el trike puede volcar. Su comportamiento es similar al de un coche; si se excede su límite, el vehículo vuelca (aunque en pistas de grava es más probable que derrape).

Altura. A diferencia de las bicicletas, la altura en un trike sí afecta a su estabilidad. Cuanto más bajo, más estable. Pero, al mismo tiempo, cuanto más alto se encuentre el asiento, más fácil le será a una persona mayor sentarse y levantarse. Si el asiento se encuentra muy cerca del suelo, una persona mayor lo tendrá difícil para utilizar el triciclo. Por lo tanto, si se quiere un triciclo deportivo, cuanto más bajo sea, mejor. Y si es para una persona mayor, uno de los principales factores a tener en cuenta es la altura del asiento.

Deportividad. Una bicicleta se inclina de forma natural al tomar las curvas; un triciclo no lo hace. Por lo tanto, es el ciclista el que tiene que compensar la falta de inclinación del triciclo inclinando su propio cuerpo hacia el interior de la curva que tome. A partir de aquí, no puede decirse que un triciclo sea más o menos deportivo que una bicicleta; depende del uso que cada usuario quiera darle. Lo que está claro es que un trike da más juego.

¿Delta o Tadpole? Un triciclo delta lleva dos ruedas detrás y una delante. Uno de tipo tadpole es al revés: dos delante y una detrás.

Trike tipo delta

Delta:
– responde a una concepción más clásica.
– la rueda delantera gira casi 90º, tiene un radio de giro muy corto.
– en general es más alto pues el asiento va prácticamente encima del eje trasero
– la tracción suele ser a una sola rueda, o mediante el uso de un diferencial, a las dos ruedas traseras. Es recomendable contar con la doble tracción trasera.

Tadpole:

Triciclo tipo tadpole

– proporciona unas sensaciones más parecidas a las de un kart.
– en general son más bajos y deportivos ya que el ciclista se sitúa entre las ruedas delanteras.
– en todos los casos la tracción es a una sola rueda puesto que solamente lleva una rueda detrás.

Suspensión. Existen modelos en el mercado con y sin suspensión. En líneas generales, si es un triciclo orientado al ciclismo de carretera, en la mayoría de los casos no llevará suspensión. Si es polivalente, en la mayoría de los casos sí la incorpore, y si es un triciclo para cicloturismo o en cuya concepción prime la comodidad, entonces siempre llevará suspensión, y en algunos casos, a las tres ruedas (el no va más). Cualquier cambio de nivel (subirse a una acera, aunque sea rebajada), un bache fuerte, o un pequeño badén, resultan muy incómodos en un triciclo sin suspensión. Si estos elementos van a formar parte de nuestro pedalear constante, conviene añadirlos a nuestra lista de necesidades. Si nuestra prioridad va a ser la carretera y la velocidad, entonces se puede sacrificar la suspensión en beneficio de una mayor ligereza y rapidez.

Plegabilidad. Hace tres años era impensable, o muy difícil, encontrar un triciclo plegable en el mercado. Sin embargo, la experiencia y la necesidad han llevado a los fabricantes a tomarse esta característica muy en serio y hoy en día casi todas las marcas ofrecen modelos plegables. Por ello, hoy no tiene por qué representar un problema añadido la falta de espacio. Los hay plegables y ultraplegables, y cada vez más cómodos de recoger.

Adaptabilidad. Pensando en su público, un triciclo es una máquina mucho más versátil. Un triciclo lo puede llevar cualquier persona, incluso alguien que no sepa montar en bici. Personas con problemas de movilidad encontrarán en el triciclo una solución que les permita disfrutar de este sencillo pero gran placer que es la bicicleta. Además, un triciclo se puede adaptar para que lo puedan conducir personas que hayan sufrido alguna amputación o alguno de cuyos miembros no tenga movilidad suficiente. Existen soluciones a todos esos casos.

Si con esto no hemos conseguido aclarar tus dudas, plantéalas aquí mismo o ponte en contacto con 3ike enviando un correo a info@3ike.es.

This entry was posted in Noticias, Reviews, Taller de bicicletas and tagged , , , , , , , , , , , , . Bookmark the permalink.

3 Responses to Comprar una reclinada: ¿bicicleta… o triciclo?

  1. Hans says:

    Excelente info!

  2. antonio says:

    Un gran articulo que ha dejado una información muy importante sobre los trikes, que por cierto aquí en Andalucía se conocen muy poco.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s