De paseo por San Sebastián en bicicleta reclinada


(Mejor dicho: en trike) Un placer sencillo y al alcance de todos, darse un paseo en bicicleta es una fuente de relajación absoluta, especialmente si se recorre una ciudad llana -en su mayor parte- como es San Sebastián. Una de las cunas de la cultura en el norte de España, darse un garbeo de un lado al otro de la ciudad por el paseo marítimo, o recorriendo sus calles, es un verdadero regalo para los sentidos. Y da igual que llueva. Resulta verdaderamente difícil no detenerse aquí y allá a observar cada rincón.

Con o sin lluvia, qué más da.

Se agradece mucho encontrar un espacio reservado a los ciclistas en varios puntos de la ciudad. Y aunque falta mucho por hacer todavía… ya nos gustaría poder contar con semejante detalle en otras ciudades.

Recientemente estuve de visita allí, conociendo a Mikel, de Bizibidaia, un gran promotor del uso de la bici en Euskadi y un ejemplo a seguir en su filosofía de vida, que haría feliz a mas de uno. Gracias a él y a su familia por su hospitalidad, digna de un buen cicloturista.

Pero si el paseo se hace sobre una tumbona con ruedas, ya es el no va más. Y fue sobre un triciclo, un HP Velotechnik Scorpion FX, sobre el que recorrí la ciudad dos o tres veces, recibiendo las miradas por encima del hombro (en sentido figurado, jejeje) por los peatones que se sentían admirados por el original engendro mecánico. Disfruté tanto el paseo que me hubiera dado 20 vueltas, pero me hubiera parecido recochineo repetir tanto.

De camino al Sagrado Corazón

Llanear es fácil, claro está. Subir cuestas es otra cosa. Pero sometí al Scorpion a las peores perrerías en el ascenso al Sagrado Corazón, con algunas pendientes que me hicieron plantearme si estaba dispuesto a llegar a su cumbre a base de pedales. Pero sí, sube bien, y salvo un par de puntos casi imposibles, por ser curva y aumentar la pendiente hasta límites obscenos, subir en triciclo es factible. Hubiera sido más difícil hacerlo sobre una bici, pues a velocidades mínimas, además, hay que esforzarse en mantener el equilibrio.

Yo no creo en las pendientes; pero haberlas, haylas.

El paseíto nocturno terminó con una fabulosa cerveza con un par de pintxos enfrente del Kursaal. Que no falten los pintxos… y unas buenas patatas fritas con huevos fritos y bacon.

Saludos, también a Luis y compañía.

Jason

Para ver el álbum de fotos completo, pincha aquí.

This entry was posted in Uncategorized and tagged , , , , , , . Bookmark the permalink.

2 Responses to De paseo por San Sebastián en bicicleta reclinada

  1. Anónimo says:

    No permite acceder a las fotos en flckr.. Dice que la página es privada😦.

    Un saludo y enhorabuena por el blog.

    • jasonelliottharris says:

      Hola! Parece que el Flickr tiene una limitación de capacidad… así que es probable que publiquemos las fotografías en Facebook. A ver cómo lo solucionamos… gracias por el feedback!
      Un saludo,
      Jason

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s